Ir a contenido

Me Mudo

Consejos para montar muebles

Ha llegado la hora, ya estas instalado en tu nueva casa y, si has decidido ser cauteloso con el dinero y abaratar costes te toca ponerte a montar muebles. Es momento de planificarse y ponerse manos a la obra, montar muebles puede ser una parte divertida o por el contrario convertirse en el mayor de los suplicios. En este post te ayudaremos a convertirte en ese alumno avanzado de Bricomanía, que tanto se necesita en las mudanzas.


Como siempre, si queremos ahorrarnos todo este trabajo podemos recurrir al servicio de montaje y desmontaje de muebles que ofrecen las empresas de mudanzas, cuyos profesionales cuentan con la experiencia necesaria para que no tengamos problemas y todo quede en su sitio.


Haz hueco


Necesitarás una superficie amplia para trabajar, y así no te molestará nada que tengas en medio. Aparta todo el material posible ya que vas a trabajar con tornillos, tuercas y otras piezas pequeñas que se pueden esconder por cualquier parte. Cuanta menos cosas haya a la vista mejor. 


Al suelo


Aunque nos estemos convirtiendo en grandes expertos del bricolaje hay grandes probabilidades de rayar el suelo o que se te caiga un martillo. Por ello, lo mejor es que cubras determinadas partes de suelo con un cartón u otro material protector. 


En compañía, mejor


Para hacer la tarea los más dinámica posible y no perder la motivación, lo mejor es que involucres a tu mujer, hijo, amigos, suegra (a gusto del consumidor)… y les recompenses con una buena cena al terminar de montar el mueble. 


Instrucciones


Esperemos que el fabricante haya hecho un buen trabajo y estén claras. Aún si no lo son, lo más importante que debes hacer es leer bien todas las instrucciones e interiorizar el proceso, esto te ayudará a visualizar lo que quieres hacer y a no olvidar ningún paso por el camino.  Aquí es especialmente importante que prestes atención a los detalles de los materiales con los que vas a trabajar, muchas de las piezas sobre el suelo pueden parecer exactamente iguales, pero habrá que fijarse bien en los acabados y tener una visión de conjunto para no fallar.


El montaje


Aquí llega la parte donde hay que demostrar lo que uno vale. Lo mejor para este proceso es ser muy ordenado y pensar que alguna vez habrá que desmontar ese mueble, y que tenemos que ser capaces de repetir el proceso a la inversa. Aquí te dejamos algunos consejos que te pueden ayudar en el proceso:


  1. Observa bien todas las piezas que componen nuestro mueble (puertas, baldas, tornillos, pomos…). Apunta cómo van colocadas y cuántos elementos los forman, así como cuáles son estos. Puedes darles a cada pieza un número para saber el orden de montaje.
  2. Con la ayuda de pósits, señala el lugar exacto de aquellas partes que nos puedan dar problemas y, sobre todo, su orientación.
  3. Presta atención a las piezas pequeñas. Los tornillos y demás elementos auxiliares tienden a perderse fácilmente. Por eso es necesario que apuntemos cuántos elementos había en cada pieza (por ejemplo, tres tornillos en la puerta, dos para la balda, etc.).
  4. Si has numerado en un cuaderno las partes de los muebles, pégales adhesivos con los números correspondientes (1: pomo puerta derecha vitrina; 2: tres tornillos bisagra puerta derecha vitrina; 3: puerta derecha vitrina…).
  5. Guarda los tornillos, bisagras… en bolsas independientes, separadas por partes, según donde correspondan (piezas vitrina, piezas mueble TV, etc.). Con la ayuda de celo o de cinta para precintar, pega a una de las partes del mueble la bolsa con las piezas que correspondan a ese mueble.


Recuerda, ¡bajo ningún concepto dejar el mueble a medio acabar! No conozco a nadie que viera tres temporadas de Juego de Tronos y luego no la terminase, pues con el montaje de muebles ocurre lo mismo, se te hará mucho más difícil retomarlo por donde lo habías dejado. Perderás mucho el tiempo y aumentarás las posibilidades de equivocarte. 


Sé creativo


Cuando compres un mueble, piensa siempre con qué puedes combinarlo y qué uso le vas a dar. Desde un bonito jarrón a la combinación con el resto de la habitación, todo cuenta. La mejor fuente de inspiración como siempre puede ser nuestro amigo Google, pero te recomendamos que durante este proceso, cada vez que entres en un nuevo lugar, te fijes en las combinaciones que han hecho con la decoración de los muebles para sacar la mayor inspiración posible. 


Limpieza


Una vez terminado el trabajo recuerda dejar todo limpio, sobre todo si has tenido que lijar superficies. Recoge con cuidado todos los cartones que hayas utilizado para que no se rayara el suelo y ¡reza por no encontrarte ese tornillo que faltaba en el montaje de las patas del mueble!


Esperamos que con estos consejos te hayamos ayudado a hacer más sencillo el montaje de los muebles y que puedas disfrutar de la mejor manera posible la entrada a tu nueva casa. Recuerda siempre que todos estos procesos, que aunque pueden parecer tediosos y agotadores, formarán parte de los recuerdos de vuestro nuevo hogar, así que involucra a la familia, amigos y disfruta lo máximo posible del trayecto.