Ir a contenido

Empresas

Contratos inmobiliarios: ¿cuáles son los que más vamos a utilizar y para qué sirven?

A la hora de realizar una compra-venta inmobiliaria, rescindir algún tipo de acuerdo o incluso gestionar de manera más eficiente las visitas concertadas, los contratos inmobiliarios son imprescindibles. En este artículo te vamos a explicar cuáles son y qué contienen los contratos inmobiliarios más comunes.


<< En Qlip te ayudamos a ofrecer un servicio integral a tus clientes de forma GRATUITA. ¡Puedes solicitar una DEMO ahora mismo! >>


¿Cuáles son los diferentes contratos de una inmobiliaria?


En una inmobiliaria se pueden hacer todo tipo de trámites y transacciones: desde la compra o la venta de un inmueble hasta el alquiler de la misma, así como la rescisión del contrato de alquiler, sin olvidar el asesoramiento legal y fiscal que se puede ofrecer al cliente.


Dependiendo de la gestión a realizar, es aconsejable que asesoremos y expliquemos a los clientes las condiciones de cada contrato para que sepan de qué tratan y no existan malentendidos. Los contratos más comunes son:


  • Carta de rescisión de contrato de alquiler.
  • Contrato de colaboración en intermediación inmobiliaria. 
  • Contrato de exclusividad inmobiliaria.


Además, para las inmobiliarias y para sus agentes, pueden resultar de gran ayuda otros documentos inmobiliarios como:


  • Ficha de captación de inmuebles.
  • Hoja de visita inmobiliaria.


Carta de rescisión de contrato de alquiler:


La carta de rescisión de contrato es sinónimo de punto y final al acuerdo contraído por el arrendador e inquilino, poniendo fin a la relación arrendaticia. Muchos arrendatarios desconocen la necesidad de firmar este acuerdo y es aconsejable que las inmobiliarias asesoren a la parte interesada sobre el procedimiento a seguir.


Así, las inmobiliarias pueden dar un paso adelante para destacar sus servicios de atención al cliente respecto a las demás, facilitando las gestiones y trámites pertinentes a cada una de las partes, además de indicar los pasos a seguir:


  • Comunicación previa por parte del inquilino al arrendatario, o viceversa, dando a entender la intención de desistimiento del contrato de alquiler.
  • Cerciorarse de que las dos partes están cumpliendo con todas las obligaciones acordadas.
  • Solicitud de devolución de fianza por parte del inquilino en caso de ser necesario.
  • Firma del contrato inmobiliario que servirá para poner fin al acuerdo.


Modelos de carta de rescisión de contrato de alquiler:


Para que podáis asesorar a inquilinos y arrendatarios, en esta página podréis encontrar una serie de modelos de carta y de contratos. Encontraréis la comunicación expresa de ambas partes como los documentos para solicitar devolución de fianzas o para dar ya por finalizado el acuerdo. Además, en la misma página podréis consultar todo tipo de dudas jurídicas que se os puedan ocurrir en relación a la vivienda.


¿Qué es un contrato de colaboración en intermediación inmobiliaria?


Con un contrato de colaboración en intermediación inmobiliaria, se pretenderá fomentar las relaciones entre empresarios, permitiendo así incrementar la actividad comercial. En este tipo de contrato inmobiliario la parte que desarrolla la prestación principal puede tener dos roles diferentes, ya sea la de actuar por cuenta del principal (ya sea un comisionista o un agente), o puede nada más que aproximar las partes (como puede ser el caso de un corredor o mediador, con la intención de que se llegue a un acuerdo de cierre).


En un contrato de intermediación inmobiliaria, el intermediario no ejerce de representante legal y no tiene la capacidad para realizar la venta del inmueble. La función del intermediario será sobre todo la captación de posibles clientes e identificar posibles compradores.


Importante recordar que el intermediario percibirá una comisión por el trabajo realizado. Siendo la principal tarea del intermediario la de acercar a ambas partes para concretar la compra-venta del inmueble, se deberá pactar en el contrato los honorarios correspondientes a la tarea realizada. Se plasmará en este contrato inmobiliario el porcentaje a cobrar y fecha prevista del cobro para evitar malentendidos e inconvenientes.


¿Qué es un contrato de exclusividad inmobiliaria?


En muchas ocasiones, cuando un particular acude a una agencia inmobiliaria para que actúen de intermediarios en la compra-venta del inmueble, las agencias añadirán una cláusula de exclusividad inmobiliaria en el contrato.


De esta manera se aseguran que será la propia agencia la única encargada de llevar a cabo las gestiones y acciones pertinentes para conseguir un comprador del inmueble, imposibilitando al propietario la posibilidad de encomendar esta tarea a más agencias a la vez.


Este contrato de exclusividad, a no ser que se hagan especificaciones al respecto, sí permite al propietario realizar la venta del inmueble. Si no existe ningún tipo de puntualización expresa en este contrato inmobiliario, podrá realizar la venta por sí mismo pese al contrato de exclusividad inmobiliaria.


Esto significa que si el propietario consigue vender el inmueble, no tendrá que pagar ningún tipo de indemnización. De igual manera pasará con los honorarios a la agencia inmobiliaria, si la venta no se hace gracias a sus gestiones, no hará falta pagar ninguna comisión.


QLIP DEMO


¿Qué es una hoja de visita inmobiliaria?


La hoja de visita inmobiliaria es un documento inmobiliario cuyo objetivo es el de llevar un registro de las personas que han visitado un inmueble en concreto.


Aunque no se trate de un documento o contrato a firmar en la inmobiliaria per se, es un documento muy útil para los agentes inmobiliarios. No te pierdas el artículo que escribimos sobre hoja de visita inmobiliaria para entrar en detalles más específicos.


La hoja de visita inmobiliaria es de los mejores recursos que pueda tener a mano una inmobiliaria.


 ¿Qué son las fichas de captación de inmuebles?


Las fichas de captación de inmuebles son unos documentos inmobiliarios que ayudan a la agencia inmobiliaria determinar el tipo de inmueble que se va a vender, señalando todas sus características y especificaciones como por ejemplo:


  • Tipo de inmueble (casa, apartamento, oficina, etc.).
  • Dirección.
  • Precios máximos y mínimos de venta.
  • Comodidades (amueblado, garaje, terraza, etc.).
  • Datos del propietario.


Generar confianza, la mejor manera de cuidar a tu cliente


La clave en cualquier negocio es generar confianza en los clientes. Si tú como inmobiliaria eres capaz de asesorarle y resolver todas las dudas generadas por los diferentes contratos inmobiliarios que hay y la confusión que ello produce, estarás creando una relación de confianza con tus clientes. Además, estarás diferenciándote de tu competencia.

Entradas relacionadas