gestion-01 1

Contratación de servicios

Contratar internet

Contratar internet en tu nueva casa probablemente sea uno de los primeros trámites que quieras tener resueltos. Para trabajar, para comunicarse, para ver series o películas… la conexión a Internet es necesaria hoy en día para todos los aspectos de la vida y hasta que no se te conecte el WiFi de manera automática en tu nueva casa, no la sentirás como tuya. Por eso (y porque puede ser agotador comparar precios y ofertas de internet) vamos a intentar ponerte este paso un poco más fácil.

Cosas que tienes que saber antes de comparar ofertas de internet

Continuamente aparecen nuevas compañías de fibra óptica o adsl en el mercado; hay tantas que no sabes por dónde empezar ni cómo elegir la mejor opción. Antes de ponerte a comparar precios, ten en cuenta lo siguiente:

  • Piensa qué servicios necesitas: las diferentes compañías te ofrecerán contratar solo Internet, contratar Internet y móvil, contratar Internet, móvil y fijo o contratar el paquete completo de Internet, teléfono (o teléfonos) y televisión. Piensa bien qué opción te interesa antes de hablar con ninguna compañía.
  • Decide si quieres contratar Internet online, por teléfono o en la oficina de la compañía: cada opción puede tener sus propias ofertas y estas variarán según la compañía y según la promoción vigente en cada momento. Te recomendamos que en vez de comparar todas las opciones, para no volverte loco, elijas el medio que te resulta más cómodo y, a partir de ahí, empieces a mirar. Ya sabes que con Qlip puedes contratar el mejor precio en una llamada de menos de 10 minutos.

Compañías de Internet que existen en España

A todos nos suena el término “low cost” cuando se habla de compañías de Internet o compañías móviles. Es lo que diferencia las grandes compañías (las que conocemos desde hace años y que normalmente tienen grandes campañas de publicidad detrás) de las “nuevas” que empiezan a surgir con unos precios más competitivos de fibra óptica y servicios telefónicos. La principal diferencia entre las grandes compañías de Internet y las categorizadas como low cost, es que algunas tienen red propia y otras no y, por tanto, utilizan las redes de otros operadores.

Las compañías u operadores de Internet con red propia son:

  • Movistar (perteneciente al grupo Telefónica)
  • Orange
  • Vodafone
  • MásMóvil
  • Euskaltel (esta última sólo funciona en País Vasco, Navarra y La Rioja)

Por otro lado, algunas de las compañías u operadores de internet sin red propia (también llamadas OMV por Operadores Móviles Virtuales) que utilizan las de otras compañías son:

  • O2: perteneciente al grupo Movistar
  • Lowi: perteneciente al grupo Vodafone
  • Fi Network: compañía independiente que usa la red de Movistar
  • Pepephone: propiedad de MásMóvil
  • Amena: integrada dentro del grupo de Orange
  • Jazztel: integrada dentro del grupo de Orange
  • Symio: integrada dentro del grupo de Orange
  • Yoigo: propiedad de MásMóvil

Preguntas frecuentes sobre la contratación de Internet

El Internet con ADSL se puede instalar en casa tan sólo disponiendo de un router y la fibra óptica es necesario que te la instale un profesional. La segunda de estas opciones (fibra óptica) es mejor porque proporciona una conexión más rápida y estable, pero el ADSL llega a zonas a las que, a día de hoy, no llega la fibra. Será la compañía quien te dirá si en tu nueva vivienda hay o no cobertura de fibra, pero, si la hay, te la recomendamos. Eso sí: no te asustes si ves al técnico de Internet tocando los cables que hay por dentro de las paredes de tu vivienda; la instalación de la fibra óptica es compleja y lleva un tiempo.

Es (resumiendo) el internet de los móviles (que también se puede usar para compartir conexión a otros dispositivos). Lo bueno: te lo puedes llevar a cualquier parte. Lo malo: suele tener límite de descargas y la conexión no es tan estable como la cobertura de fibra o el ADSL.

Si mi mudanza es a un piso de alquiler, ¿puedo contratar fibra óptica?
Sí. Al ser el inquilino del piso tienes todo el derecho a comparar ofertas de internet y a contratar la que mejor se adapte a tus posibilidades, pero es mejor que te pongas a pensar si te sale a cuenta. Es decir, si vas a estar poco tiempo en el piso y la compañía de internet que has elegido te cobra por la instalación de la fibra o te exige permanencia, quizás no sea la opción que más te conviene. En este último caso podrías optar por el ADSL.

Legalmente hay 14 días naturales para que puedas renunciar al contrato contraído con tu compañía de Internet. No obstante, si te han instalado la fibra óptica, pueden cobrarte, aunque te retractes dentro de este periodo “de prueba”.

En absoluto. La instalación se hace una sola vez y luego la portabilidad se gestiona entre compañías. Es el mismo caso de cuando cambias de compañía de móvil, pero sigues usando el mismo terminal.