Cómo elegir una empresa de mudanzas

Numerosos estudios afirman que una mudanza puede llegar a ser uno de los mayores focos de estrés y ansiedad que existen. Si vas a cambiar de casa es posible que no puedas evitar la tensión que eso conlleva, pero una forma de reducirla considerablemente es contratar una empresa de mudanzas de confianza. ¿Quieres saber por dónde empezar?

Antes de elegir una empresa de mudanzas

Una de las dudas más frecuentes en torno a los cambios de vivienda es cuánto cuesta una empresa de mudanzas. El precio de una empresa de mudanzas puede oscilar entre 250 y 600 euros aproximadamente, pero esto no es lo más importante ni lo único que se ha de tener en cuenta a la hora de buscar la mejor opción. Igual o más importante que el coste son factores como:

  • Qué tipo de servicios adicionales necesitas: ¿Quieres que la empresa de mudanzas desmonte los muebles? ¿Quieres que sea la que haga las cajas para trasladar tus cosas a tu nuevo domicilio? ¿Querrás que, una vez en tu nuevo domicilio, vuelva a montar muebles y a colocar ropa y libros? ¿Quieres que esté incluido el servicio de limpieza en tu nueva vivienda? En definitiva, una mudanza puede ser todo lo complicado o fácil que elijas: la clave está en decidir qué carga se quiere asumir en todo el proceso y qué carga se prefiere delegar.
  • El seguro de la mercancía: ¿Quieres que la mercancía que se vaya a transportar esté asegurada? ¿Cuál es el valor real de la carga que vas a transportar? ¿Te vas a hacer responsable del embalaje o se lo vas a dejar a la empresa de mudanzas?
  • La fecha de la mudanza: Parece obvio, pero es fundamental ponerse a buscar empresas de mudanzas con un mes de antelación a la fecha prevista para la misma. Elegir la mejor empresa de mudanzas es algo que no puede hacerse a la ligera y, además, antes del día elegido habrá que coordinar diferentes puntos con la empresa para que ese día todos los procedimientos estén claros por las dos partes.

Consejos para comparar empresas de mudanzas

Ya tienes claro lo que necesitas en tu mudanza; ahora llega el momento de saber qué necesitas de una empresa de mudanzas:

  • Disponibilidad. No te confíes; hay temporadas en las que las empresas de mudanzas están colapsadas y es posible que encuentres una que sea ideal para ti pero que no tenga fechas disponibles en la época en la que vas a mudarte. 
  • Permisos en regla. La empresa de mudanzas debe estar registrada, cumplir con requisitos legales como el seguro de responsabilidad civil y de mercancías y sus trabajadores han de estar asegurados.
  • Recomendaciones. Si no conoces a amigos o familiares que ya hayan tenido experiencias de calidad con compañías de mudanzas, te recomendamos que busques en Internet opiniones de los usuarios. La reputación de una empresa de mudanzas es fundamental; recuerda que estás depositando la gestión de tu nuevo hogar en sus manos.
  • Antigüedad. Aunque la juventud de una empresa de mudanzas no está reñida con la calidad, la experiencia siempre es una garantía.

Pasos a seguir para contratar una empresa de mudanzas

Una vez que tienes claro el presupuesto de tu mudanza, los servicios que necesitas y las garantías que debes pedir a la empresa, llega el momento de buscar. Si no tienes recomendaciones de empresas de mudanza (incluso si las tienes, es recomendable comparar opciones), te recomendamos seguir los siguientes pasos:

  1. Utiliza un comparador de empresas de mudanzas: Hay muchos disponibles en Internet y podrás filtrar por presupuesto. Esta es la herramienta que te dará información sobre cuáles son las compañías de mudanzas más conocidas, más económicas, con mejores recomendaciones y, por tanto, las que se ajustan mejor a tus necesidades.
  2. Pide al menos tres presupuestos y asegúrate de que te los entregan por escrito y de forma oficial (aunque sean aproximados). Te recomendamos que para evitar “sorpresas” no aceptes presupuestos que puedan darte por teléfono. Ten en cuenta que, en función del peso de la carga o de las horas empleadas para la mudanza, las empresas pueden cambiar su presupuesto.
  3. Programa visitas a domicilio. Si es posible que un responsable de la empresa de mudanzas acuda a tu actual domicilio para sopesar todo lo que va a tener que trasladar hasta el nuevo (o embalar si contratas este servicio), mucho mejor. Es otra forma de sentir seguridad por las dos partes antes de que llegue el día de la mudanza y de prever posibles imprevistos.

Después de seguir estos pasos, solo queda sentarse a decidir; si sigues todas estas recomendaciones, sin duda el estrés que puede generarte tu mudanza será mucho menor y además tendrás la seguridad de haber elegido la mejor empresa de mudanza según tus necesidades.